que es el coaching sistemico

Coaching sistémico: qué es, características, funcionamiento

Categorías:

Consejos de Coaching

El coaching sistémico se trata de una tipo de coaching innovador y con una peculiaridad que lo hace único y muy efectivo. En el coaching sistémico utilizamos un punto de vista diferente, donde las personas creamos sistemas vivos, ya sea en un equipo deportivo, organización, etc. Su principal función es buscar un enfoque que englobe a todos los activos de este sistema, es decir, las partes que conforman y el total creado al sumar dichas partes.

Características del coaching sistémico

Este revolucionario enfoque de coaching se caracteriza por entender a las personas como parte de un sistema vivo, por lo que, lo que cada una hace de forma individual afecta al resto, y de igual modo, al total. Esto quiere decir que, el resultado de lo que ocurre es un cómputo de las experiencias, cultura corporativa, pensamientos y personalidad de los propios integrantes del sistema.

Estos no son elementos diferenciados, todos forman un conjunto y lo que afecta a uno, afecta al conjunto. Se trata de una red dinámica entrelazada e interconectada. En el coaching sistémico buscamos la mejora integral de la organización o equipo en su medio.

Para que la visión sistémica se dé deben cumplirse una serie de características.

En primer lugar nos encontramos con la unión de las personas, no hay individualismo. Esto significa que lo que le ocurre a una afecta al sistema. Por lo que es fundamental que la persona ponga como protagonista al sistema. Aunque, nos encontramos un pero, las personas que conforman el sistema no funciona por sí solas, sino que se relaciona con otros sistemas, los llamados sistemas personales, familiares, etc.

Por lo que controlar a un sistema desde el punto de vista de un coach no es posible, ya que este está relacionado con infinidad de sistemas. Sin embargo, sí puede buscar las claves para hacer que ese sistema concreto mejore.

¿Cómo funciona el coaching sistémico?

El coaching sistémico ayuda a que los miembros de la organización o equipo contribuyan al sistema y tiene distintos niveles.

A nivel individual, el coaching sistémico busca que cada miembro mejore sus procesos, esto se traduce en mayor motivación y mejores resultados para el sistema.

En segundo lugar nos encontramos los procesos interrelacionales, donde buscamos solucionar los conflictos entre los miembros del sistema y mejorar las dinámicas de la empresa.

Se trata de examinar la situación desde el punto de vista concreto de un sistema, entendiendo que todas las acciones deben ir destinadas a la mejora de la organización.

El coach debe conocer las necesidades de cada uno de los miembros y trabajar con ellos tanto individualmente como en conjunto, de este modo puede encontrar los errores o mejoras posibles a través de soluciones rápidas y de fácil implementación.

Además, de este modo, medir los resultados también se convierte en una tarea más eficiente, pudiendo cambiar las acciones rápidamente y entender de forma clara las dinámicas que ocurren en la organización.

Contar con la ayuda de un coach especializado en coaching sistémico es una opción ideal para mejorar el liderazgo de una organización. Se trata de un método con una enorme eficacia.

Lo principal que el coach debe hacer ver a las personas que conforman el sistema es que hay un objetivo común, y trabajar para que así sea entendido por la organización, el bien del sistema va por encima del bien individual o de un grupo.

El coaching sistémico es una herramienta genial para ayudarnos a conseguir nuestras metas, detectando los obstáculos y bloqueos mentales en la organización. Si quieres saber más sobre el coaching sistémico o implementarlo en tu empresa puedes contar con nuestra ayuda. En Karismatia somos especialistas en todo tipo de coaching y estamos a tu disposición para hacer que tu sistema encuentre los errores o frenos, para superarlos y seguir avanzando como organización.