Conflictos intergrupales: coaching entre equipos

Conflictos intergrupales: coaching entre equipos

Los conflictos intergrupales ocurren cuando dos grupos diferentes perciben sus objetivos o deseos como incompatibles, es decir, se crea un conflicto por las diferencias de opiniones entre dos grupos.
Estos conflictos son muy comunes en las organizaciones y empresas, lo cuál dificulta enormemente el buen funcionamiento en la oficina y conseguir los objetivos comunes.

Los conflictos intergrupales son más habituales de lo que parece en las empresas, gracias al coaching podemos aprender a gestionar estos conflictos convirtiendo las debilidades en fortalezas. Cuando un coach nos enseña el camino para resolver los conflictos intergrupales convertimos estos problemas en formas de mejora.

Te contamos todo sobre los conflictos intergrupales y cómo el coaching puede ayudarnos a solucionarlos.

Características del conflicto

La estructura de los conflictos intergrupales tienen 3 elementos principales, las personas, el proceso y el problema.

El coach nos ayuda a identificar estos 3 elementos y poner relevancia a cada uno de ellos según la situación.

El conflicto surge principalmente por uno de estos 3 elementos, aunque todos sean importantes, saber darle la importancia real a cada una de estas patas es primordial para poder solucionarlo.

Nuestro coach nos guía para aprender a identificar y analizar estos elementos, llegando a la base del conflicto. Una vez somos capaces de reconocer la raíz del problema tendremos la primera herramienta para convertir el conflicto en oportunidad.

En ocasiones el conflicto no surge por el problema en sí si no por problemas de comunicación, por una mala relación entre los grupos, por falta de confianza, etc. Por esto una vez establecemos todos los elementos del conflicto podremos poner en práctica las herramientas y técnicas facilitadas por nuestro coach.

Ejemplos de conflictos intergrupales

Un ejemplo de conflictos intergrupales es cuando se deben hacer recortes de presupuesto para publicidad, en este caso el área de publicidad estará en desacuerdo porque están recortando sus recursos, mientras que el área contable pensará que es en ese área donde debe haber recortes para que todo siga funcionando correctamente.

Manejo de conflictos intergrupales

Lo primero que tenemos que tener en cuenta para manejar los conflictos intergrupales es entender que estos son imposibles de evitar, siempre ocurrirá algún tipo de conflicto, pero debemos ser capaces de saber gestionarlo correctamente.

El coach nos ayuda a identificar la raíz del problema y ponerle solución. Las técnicas más usadas para solucionar un conflicto intergrupal son las siguientes.

Resolución de conflictos a través de la reducción de la magnitud del problema

Para ello buscamos reducir las tensiones entre ambos grupos, el objetivo es juntar a ambos grupos, o representantes de los mismos, y que se expongan sus puntos de vista mutuamente, de esta forma empatizamos con la otra parte, nos ponemos en su lugar y se reduce la magnitud del problema al comprender mejor al otro grupo.

Conflictos intergrupales (coaching entre equipos)

Manejo del conflicto mediante orden superior

Otra de las técnicas más usadas para resolver los problemas intergrupales, es hacerles ver el objetivo final, y que para conseguir dicho objetivo deben ponerse de acuerdo. Es decir, hacerles ver que el bien común es más importante que el objetivo del departamento.

El coach nos ayudará a establecer las bases para ver cuál de estas técnicas es aplicable o ayudarnos a evaluar la situación para establecer la mejor resolución del conflicto posible.

Ahora que ya sabes que son los conflictos intergrupales y como suelen ocurrir, es la hora de desarrollarnos y gestionar correctamente los pensamientos y sentimientos de ambos grupos, para convertir nuestras debilidades como organización en fortalezas, te animamos a indagar más sobre el tema de la mano de un coach profesional y seguir descubriendo todo sobre el coaching empresarial.