personas en la gestion del cambio

La importancia de las personas en la gestión del cambio

Categorías:

Gestión del cambio

Todos sabemos que el ser humano, por naturaleza, es reacio al cambio por el miedo, la inseguridad y la desconfianza que supone lo desconocido. Sin embargo, no podemos olvidar que las personas son lo más importante en cualquier gestión del cambio en el mundo empresarial.

Para poder adaptarse a los nuevos tiempos, las empresas se ven obligadas a realizar cambios constantemente para ser más productivas y competitivas. Pero estos cambios no son nada fáciles en ningún caso en el mundo empresarial, por lo que es muy importante llevar a cabo una eficaz gestión del cambio.

5 consejos para una eficaz gestión del cambio

Para que los trabajadores de una empresa se involucren en la gestión del cambio y den todo de sí mismos, es importante que la dirección de la empresa ponga en marcha los siguientes consejos. De esta manera, la empresa será más productiva y se conseguirán los resultados esperados.

1. Comunicar en todo momento los posibles cambios

A nadie le gusta ser el último en enterarse de un acontecimiento importante. Todos los empleados deben estar informados en todo momento y de primera mano de los posibles cambios que se van a realizar en la empresa, ya que de lo contrario, más de uno podría tomar el cambio como algo negativo.

2. El líder debe ser transparente con las personas que están a su cargo

Un líder debe ser transparente, claro y tener tacto en todo momento con el resto del equipo. Cuanto más comprensivo sea este, mejor reaccionará el resto ante sus proposiciones.

3. Hay que ser paciente con todos los miembros del equipo

Cuando a una persona se le comunica un cambio, no todas tardan lo mismo en asimilarlo. Cada persona es diferente, y por tanto, hay que concederle a cada una el tiempo necesario para entender, asimilar y comprometerse con el cambio propuesto.

4. Todos los miembros del equipo deben de respetar el resto de opiniones

A todos nos gustaría que siempre estuvieran de acuerdo con todo lo que proponemos. Pero la vida no funciona así. Cada persona tiene una opinión y no hay ninguna que deba de ser más válida que otra, por lo que respetar lo que dice cada compañero es fundamental para que haya un ambiente cordial y la empresa funcione.

5. No se debe excluir a nadie del equipo

Si en algún momento excluimos a alguien del equipo y le hacemos sentir menos que otros, el cambio no podrá gestionarse adecuadamente. Todas las personas que forman el equipo deberían de estar igual de involucradas para que la gestión del cambio se lleve a cabo correctamente.

Los 8 pasos de un experto en la gestión del cambio y el papel que desempeñan las personas en este proceso

John Kotter es reconocido a nivel mundial por ser uno de los grandes expertos en la gestión del cambio. En su libro Liderando el cambio, presenta uno de los modelos más usados por las empresas para enfrentarse a este gran paso.

A continuación explicaremos qué importancia tienen las personas en cada una de las fases propuestas.

1. Crear sentido de urgencia

Si se plantea el cambio como algo necesario y urgente, será más fácil que triunfe. Es importante también explicar los beneficios que aportará dicho cambio. Según Kotter, si al menos un 75% del personal está a favor, el cambio se hará efectivo con éxito.

2. Buscar apoyo en personas que estén a favor del cambio

Todo líder debería contar siempre con personas de confianza. Estas personas serán clave a la hora de implementar el cambio. Deberán de ser personas influyentes y con dotes de liderazgo para que todos los empleados acaben viendo la necesidad de hacer el cambio.

3. Crear una visión para el cambio

Esta visión para el cambio se desarrollará para que cualquier trabajador pueda definir de forma breve los conceptos y estrategia sobre los que se basará dicho cambio. Con todo esto se consigue que todo el equipo sepa con exactitud en qué va a consistir el cambio que se va a llevar a cabo.

4. Comunicar la visión para el cambio

Después de haber creado la visión para el cambio, no termina el trabajo. Tendremos que comunicar la visión con fuerza y de forma frecuente para que no caiga en el olvido. Es probable que se escuchen muchos miedos y dudas por parte de los trabajadores, pero el líder debe estar ahí en todo momento para disipar todos esos pensamientos negativos de los miembros del equipo.

5. Superar obstáculos

En todo proceso de cambio pueden surgir barreras en cualquier momento que nos impidan hacer el cambio correctamente. Sea cual sea el obstáculo, habrá que hacer todo lo posible por eliminarlo. Si hay personas que se oponen al cambio, habrá que prestarles atención y ver qué les frena.

6. Asegurar triunfos a corto plazo

El éxito siempre es motivador. Reconocer los pequeños triunfos de los trabajadores por el esfuerzo realizado es la mejor forma de seguir consiguiendo los objetivos propuestos.
 
7. Construir sobre el cambio

Una vez que se ha llevado el cambio con éxito, no se puede descuidar. Habrá que seguir trabajando en él día tras día para mejorar. Por otro lado, recompensa y promociona a los miembros del equipo que más han trabajado en ello.

8. Institucionalizar el cambio

Es importante que todo cambio se tome como parte de la cultura de la empresa. De esta manera, la visión del cambio será diferente si aún había miembros que se mostraban reacios.

 

En Karismatia somos expertos en la gestión del cambio de cualquier empresa, por lo que si crees que ya ha llegado el momento de dar ese gran paso, pero no te atreves a hacerlo sin ayuda, estamos aquí para hacerlo contigo y todo tu equipo.