Acto Puro de Generosidad – Reflexiones Diarias –

¿Te consideras una persona generosa?¿Das lo que te sobra? o ¿lo que el otro necesita? Hoy descubrimos que es en realidad un acto puro de generosidad.

UN ACTO PURO DE GENEROSIDAD

Era un maestro con fama de santidad y sobre todo de generosidad. Iba un día paseando por el jardín de su anfitrión cuando observó que un criado recibía un plato con su ración de comida diaria y un trozo de pan.

Un perro que husmeada por allí se aproximó al criado y este le dio el pedazo de pan. El animal se lo comió con avidez y a continuación el hombre le dio toda la comida que había en su plato y que era su ración de alimento para toda la jornada. El maestro se acercó al criado y le preguntó:

  • ¿Cuál es tu ración diaria?
  • La que le he dado al perro, señor – respondió.
  • ¿Y por qué en lugar de dársela al perro no te la has comido tú?
  • Porque ese animal ha venido de fuera y, como ha que ser hospitalario con el visitante, he pensado que tendría hambre y le he dado el pan.

El maestro volvió a preguntar:

  • ¿Y por qué el plato de comida?

El criado contestó:

  • Muy simple: porque tenía más hambre.

Desde ese día el maestro le pidió a todo el mundo que nunca volvieran a concederle a él el título de generoso.

 

REFLEXIONES

En ocasiones observamos actos generosos a nuestro alrededor e incluso nosotros mismo abanderamos esta cualidad con algunos hechos que después de leer esta historia nos planteamos, si lo llegan a ser totalmente.

Como bien aprendemos con este relato, la generosidad no se basa en dar lo que te sobre, si no, en dar lo que al otro le hace falta, aunque eso suponga que a ti también te falte. Como hizo el mendigo, lo único que tenía para ese día lo dio y precisamente no porque le sobrara sino como un gran acto de generosidad. Llegados a este punto, párate a pensar si en alguna ocasión, de las veces que has pensado o has realizado un acto generoso ha sido a tal nivel; por cierto no digo que lo otro no sea generosidad, claro que lo es, pero el concepto puro lo representan los actos en los que a pesar de quedarte sin algo eres capaz de dárselo a otra persona que pueda necesitarlo más que tú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *