Cuando me toque la lotería

Cuando me toque la lotería. Esta es una frase que últimamente he escuchado con frecuencia. Me llama la atención lo fácil que nos resulta poner nuestra felicidad en un agente externo y absolutamente azaroso. El coaching me enseña que la acción es lo que me acerca a esa situación ideal que quiero conseguir. Hoy he decidido ponerme en el lugar del otro y mi situación ideal es… que me toque la lotería. La cuestión es que a pesar de desear lo mismo que el otro, mi modus operandi es un poco diferente, ya os digo que el coaching me ayuda a pasar a la acción, y para pasar a la acción quiero tener un plan y un objetivo claro.

OBJETIVO: GANAR LA LOTERÍA NACIONAL ESPAÑOLA EN LAS NAVIDADES DE 2014

EL PLAN DE 5 PASOS:

1_ Comprar billete de lotería, si esto suena como bastante lógico, si no compro, no gano.

Sin embargo, yo necesito un plan que me asegure ganar el codiciado premio, por lo que voy a la acción 2.

2_Comprar todos los boletos de lotería.

Asumo que tengo la capacidad económica de comprar todos los boletos con todas las opciones de la lotería, lo que me permite asegurarme 100% mi objetivo. Sin embargo, he de asegurarme poder comprar todos los boletos.

3_Conseguir que ninguna otra persona en el mundo compre un único boleto.

De esta forma puedo asegurar que el premio del juego de azar en el que he depositado mi capital, el premio será mío. Pero… ¿cómo conseguirlo?

4_ Hablar con todas administraciones y vendedores.

Para conseguir cada uno de los boletos que salen a la venta. Ups! que ya salieron a la venta los de este año. Primero que no vendan más, son… ¡mi tesoro! Eso lo consigo en este paso, y luego mi acción estrella, la que me proporcionará el éxito absoluto.

5_ Localizar a cada uno de los actuales compradores de lotería navideña y convencerlos para comprar sus boletos.

Creo que con eso ya he desarrollado mi plan de 5 pasos, por lo que a priori, parece que lo que necesito es un teléfono, la electricidad para cargarlo, un medio de transporte para visitar las administraciones y vendedores y actuales propietarios de boletos, los coches están bien y además pueden servir de lugar donde dormir, o puedo utilizar autobuses y trenes que me permitan no conducir y dormir o disfrutar del paisaje.

Siento el éxito, puedo oler el dinerito. Yo no saldré en los periódicos, tal como Forges representa la lotería.

 loteria_forges

 

Una vez conseguido mi éxito y tras todos los supuestos me doy cuenta de lo siguiente:

1_El premio es mucho menor a mi inversión

2_Existen una serie de impuestos que ¡hacen aún menor mi ganancia!

CONCLUSIÓN: Soy una deuda con patas.

Coaching funciona con tus valores personales, uno de los míos es la independencia, por lo que este objetivo, no cuadra conmigo por un sencillo motivo, no depende de mí el poder conseguirlo, y aún si empleo todas mis artes para conseguirlo, y lo consigo, no satisface mi concepto de libertad financiera, es decir, me deja en deuda, lo que significa que sigo dependiendo del dinero, ya que tengo menos del que necesito.

Si tomo la lotería como lo que es un juego de azar, no llevaría a cabo mi plan de 5 pasos y compraría un décimo, de los 165750000 que se venden para dicho sorteo.

Visto así, se me plantea lo siguiente: ¿cuánto tiempo estás dispuesto a esperar a que te toque la lotería? ¿Y si no te toca? ¿Hasta cuando estás dispuesto/a a no hacer nada por conseguir eso que quieres?

Tu vida ideal está a tu alcance, sólo necesitas ir a por ella.  No depende de que te toque la lotería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *